Dura caída al fondo

Tras la derrota el equipo quedo último en la tabla
Osos Palares cayó ante Jabalíes por 27 a 6 en esta novena fecha. De esta forma la Manada acumula tres derrotas consecutivas y se ubica último en la tabla de posiciones. Por otra parte, los Porcinos, luego de habérsele negado la victoria con cuatro derrotas y un empate en la fecha pasada, cosecharon por fin su primer triunfo y le escaparon al fondo de tabla.

El encuentro de estos equipos fue el que dio inicio a la jornada, en la que el sol sólo brilló para Jabalíes que dijo presente, se tomó revancha de aquella derrota ante Osos por 7-6 en la tercera fecha y manifestó sus deseos por obtener un lugar en los playoffs.
Osos arrancó atacando pero pese a que lograba avanzar sobre el terreno de sus adversarios no consiguió más que ello porque la defensa de enfrente con reacciones precisas frenó a la Manada.
Con el balón en su poder, el conjunto de blanco se dispuso al combate, sin embargo, en este primer intento no mostró nada más que indisciplina, los errores que cometieron dieron la impresión que el equipo no arremetería con dureza.
Para la mala fortuna de los locales, esto se dio vuelta en su segundo ataque, en el cual, si bien siguieron cometiendo infracciones, rompieron con la defensa polar que al principio mostró ejercer buena presión y que además sufrió la baja de uno de sus linebackers, Ulises De Luca, al parar a su contrincante con un tackle; continuando con su marcha, el intento frustrado del Luciano Lettieri queriendo ingresar por el medio, se concretó en la posterior jugada que partió de la yarda 5 contraria para ingresar él mismo por el lateral derecho y marcar los primeros 6 puntos del partido.
Con respeto a éste, la ofensiva de la manada no causó mayores preocupaciones, fue muy débil y con rápidas salidas sus participaciones. En éste sentido, su defensa fue la responsable de que el resultado se mantuviera 6 a 0 y que no se incremente la diferencia hasta el final de la primera mitad.
Para la segunda parte del encuentro, el juego poco lúcido pero suficiente que mantuvo arriba a Jabalíes mostró una contundencia desde el inicio. La salida de kick off de Osos fue recibida por Patricio Fittipaldi en su propia yarda 34, cargó con ella y no paró hasta llegar a la zona de end para ampliar el marcador 12 a 0.
Con este resultado adverso, la cuadrilla de Hugo Ferreyra se conservó en un sopor del cual les costó despertar, cayeron en los errores e infracciones que les produjeron retroceder en sus leves arranques.
En cambio, los porcinos incrementaron su ritmo y supieron aprovechar las equivocaciones de sus rivales, que ahora los colocaba en la yarda 17 y, lo que el safety Luis Durante consiguió demorar, prontamente el mariscal Lettieri lo encaminaría nuevamente con Juan Manuel Sesto para aumentar la brecha, y esta vez, cambiando al pateador Tomás Grois por Lettieri, sumaron de a 7 poniendo el tanteador 19 a 0.
La escuadra de azul sin ninguna reacción, cedía sus oportunidades de ataque, y enfrente no perdonaban. Luego de obtener el balón en la yarda 34 polar, avanzaron con varios acarreos, primero con Lettieri, después Alejo Nicolás Córdoba, hasta cumplir el objetivo final, el touchdown anotado por Alejandro Bonomo para el 25 a 0.
Con un panorama bastante embarrado, la Manada consiguió vislumbrar un halo en el mal despeje de Jabalíes y, posicionados en la yarda 9, obtuvieron el descuento en los pies de Tobías Fogo. Confiados, intentaron sumar dos puntos en la conversión, pero el pase que salió de Brian Prigoshin fue previsto por Tomas Gallo dentro de su end zone y corrió todo el terreno de juego hasta anotar los dos puntos para cerrar una muy buena primera victoria por 27 a 6.
En el próximo encuentro, Osos Polares tendrá como adversario a Cruzados, Esta semana será muy dura, deberán demostrar su potencial mejoría frente a un contrincante que se ubica tercero en la tabla y que no se los va a ser nada fácil..

Por Pamela Lemuz