Lo que cuesta, vale

Osos Polares conquistó su primera victoria de la temporada ante Corsarios, con un ajustado marcador de 32 a 31, en la apertura de la segunda fecha del torneo regular.

 
La síntesis podría describirse como el clima, lluvia si, lluvia no, Corsarios al frente, Osos al frente… Éste fue el marco en el que se desenvolvió todo el partido, pero la intensa lluvia final sólo alivió y refrescó a la manada con el triunfo.

La posesión del balón arrancó en manos de Corsarios, con acarreos de Fernando Olea (RB) que consiguió la renovación. Luego los avances terrestres fueron con Juan Elizalde (FB), quien daría muchos problemas a su rival en todo el desarrollo del encuentro; cuatro nuevos intentos, una renovación automática por falta de la defensa, los ubicaron a escasas 7 yardas de la zona de anotación. Una vez mas Elizalde rompiendo con la defensa y, Federico Poy que se hizo cargo de la única yarda que los distanciaba del touchdown, cerraron su ingreso inicial 0-7, tras la conversión de Tomás Kouba.

Luego de una pobre devolución de patada inicial y la infracción cometida por Iván Raies, la ofensiva polar comenzó desde sus propias 5 yardas. Pese a este mal arranque, Mathias Crespi (QB) logró una excelente ganancia por tierra de 44 yardas, en donde fue frenado por Kouba. Con cuatro downs a su disposición, sólo el primero fue necesario para que el acarreo efectuado por Luis Cigarruista (RB) llegara a la end zone, más el extra convertido por Pablo Giglio, el tanteador quedó en 7-7.

Pero este resultado se mantendría así solo un momento. Después de un ataque por cada lado, la oportunidad fue para los dirigidos por el coach Cesar Liatti; una ofensiva que se hizo fuerte con las corridas del propio mariscal y, aun mas, con las de Elizalde, obtuvieron su segunda anotación avanzando desde las 35 yardas contrarias y aumentaron la diferencia a 7-13.

En esta ida y vuelta de anotaciones, las faltas jugaron un rol importante en la lucha de ambos equipos por mantener la distancia en el marcador.

Si bien en ocasiones la unidad de ataque polar se mostró imprecisa, parecía que luego de observar que su rival tampoco cosechaba una mayor ventaja, salía al campo mucho más seguro y rompía fácilmente con la defensa de los piratas. En esta ocasión, solo dos down bastaron para pasar al frente; el acarreo inicial de Cigarruista de 5 yardas hasta las 23 propias y, luego un aéreo recepcionado por Alfonso Mejía (WR) que corrió más de la mitad de cancha para colocar el 14-13, con el extra anotado por Giglio.

Con el poco tiempo restante, Corsarios comenzó su última arremetida poco productiva que culminó con la intercepción de Cigarruista, y como si eso fuera poco, su entrenador recibió una penalización de 15 yardas que ubicó a la manada en las 32 adversarias.

A pesar de que no se pudo sacar provecho en esta oportunidad, Osos Polares finalizó la primera etapa mejor perfilado.
 
En el arranque del segundo tiempo los dirigidos por Hugo Ferreyra continuaron con la buena racha. Iniciaron su ataque en las 30 yardas propias, y pese a que los primeros downs no fueron de mucha ganancia, las dos corridas posteriores de Crespi fueron las que le dieron la ventaja a la Manada, en el último acarreo el mariscal recorrió 51 yardas, poniendo el 20-13.

La reacción de Corsarios fue rápida, uno de los máximos generadores de ganancias terrestre, Elizalde, comenzó con 7 yardas hasta los 28 de su adversario; en el segundo avance casi logra entrar en la end zone pero fue frenado por Brian Prigoshin en el primero y gol. Solo fue momentáneo, en la siguiente Poy encontró el hueco por el medio y consiguió marcar el 20-19.

En esta segunda mitad, cada entrada de las unidades ofensivas iba firmemente a: buscar el descuento y revertir el resultado en el caso de Corsarios y, seguir sumando y continuar en ventaja por parte de Osos.

Y así lo hicieron los capitaneados por Crespi, con su corredor Cigarruista como principal opción de juego, en un solo intento ganaron 9 yardas, para luego ser el mariscal quien consiguiera la renovación. En el siguiente down, Cigarruista logró quebrar la línea defensiva por el centro y luego continuó su recorrido por la banda izquierda sin parar hasta pisar la zona de anotación y colocar el 26-19.

Continuando con el vaivén de touchdowns en el que incurrieron, el turno fue para Corsarios, en el que nuevamente Elizalde se encargó de dejar muy bien posicionado a su equipo, pero esta vez fue en la devolución de patada donde sorprendió al equipo especial de Osos que no pudo detenerlo sino hasta llegar a las 19 yardas de la manada. Desde este lugar, Poy amagó salida con Elizalde y aprovechó que la línea defensiva se abrió para introducirse por entre medio de ellos y pasar derecho en la end zone. La brecha se disminuyó a la mínima diferencia, 26 a 25.

El siguiente ingreso de la ofensiva de Osos Polares, aunque produjeron situaciones y la renovación de intentos en dos ocasiones, no fue suficiente para que alcanzaran a concretar puntos que le dieran un respiro y alejarse de su adversario.

Por su parte, los encabezados por Poy no dejaron pasar la oportunidad y, como en todo el partido, las jugadas se efectuaron entre la combinación de Poy-Elizalde, ambos fueron los que llevaron el rumbo de su unidad. En este caso, fue el full back quien revirtió el resultado y los posicionó al frente con una anotación. Con poco tiempo por delante, el tanteador pasó a ser 26-31.

Y la última palabra se la quedó la manada. Habiendo estado la mayor parte del partido saboreando la victoria, no la iba a dejar pasar así como si nada. Los escasos minutos corriendo y la intensa lluvia no fueron impedimentos para que Osos venciera una vez mas la defensa de sus oponentes.

Posteriormente a unas jugadas llevadas a cabo por Cigarruista y Crespi, la conexión del mariscal con su receptor Prigoshin mediante un aéreo de 33 yardas los ubicaron a solo dos de la anotación. Finalmente, Crespi coronó toda esta acción con su ingreso en la end zone, y clavó el marcador 32 a 31.

La manada defendió este resultado hasta el final y se retiraron triunfantes del partido que abrió la jornada de esta segunda fecha.

La siguiente semana, Osos Polares tiene fecha libre y será importante para que puedan ajustar detalles en la defensa que sufrió mucho las jugadas terrestres que impuso Corsarios con Juan Elizalde. Esta puesta a punto será pensando en su próximo rival Jabalíes, por la cuarta fecha de la temporada.

Por Pamela Lemuz
Foto de Tapa: Cortesía www.faarg.com.ar