Pasado por agua

En la fecha 5 del Torneo Mayor de FAA sólo se llevó a cabo el encuentro donde Osos Polares recibió a Corsarios y, en la que los visitantes vencieron 3 a 10. Logrando manejarse levemente mejor sobre un terreno muy complicado, debido a las lluvias intensas.

Luego de tres semanas sin actividad en el torneo, la Manada se enfrentó a un rival que venía de ganar todos sus partidos quedando como uno de los líderes y por lo que se suponía que daría una durísima pelea. Y, tras obtener esta victoria se posicionó como único puntero.

La primera arremetida le correspondió a Corsarios que comenzó ubicado en su yarda 24. Y a pesar de llegar con mucha confianza, su inicio no fue para nada productivo, en gran parte propiciado por la rapidez que mostró la defensa Polar en dos ocasiones con Jan Lucas De Hoop (CB) y Nicolás Moresi (LB) que los retuvieron en los primeros intentos dejándolos plantados a solo una yarda de avance, un posterior pase incompleto y, finalmente recurriendo al despeje.

De modo similar, el ataque de Osos Polares resultó menos satisfactorio y con errores que le costaron puntos en contra. Inicialmente tuvieron un buen avance, luego recularon, un false start los llevó a sus 14 yardas y después, con el equipo especial en campo, vuelven a sufrir un mal snap como en su primera presentación en la temporada que termina en safety. Para que sus adversarios, sin esfuerzo, abrieran el marcador 0 a 2.
Sin embargo, la defensa de la Manada es la que se perfilaba mucho mejor. Con los encabezados por Francisco López (QB) en el terreno, el primer down se efectuaba con el acarreo de Federico Poy (WR) quien fue tackleado por Christian Brangold (LB) en sus propias 25 yardas, aumentando en uno la distancia por recorrer. En su segundo intento, el mariscal decide avanzar él y un nuevo accionar de Moresi tackleándolo hace que López cometa un fumble, que acto seguido es atrapado por Matías Crespi (S), para devolver a la Manada al ataque.
Por lo que, Brian Prigoshin (QB) y su escuadra empezaron desde la yarda 25 de Corsarios. Pese a ello, continuaban sin encontrar su identidad de juego y si no hubiese sido por una renovación automática efecto de una falta personal cometida por la defensa en el último down, se hubiera tenido que ir sin cosechar ninguna ganancia. Sin mostrar signos de mejoría, su nuevo pack de cuatro intentos continuó presentando yerros, incurriendo nuevamente en un mal snap causando un fumble que afortunadamente fue recuperado por Kevin Golberg (RB) en las 17 yardas. Sin otra alternativa, el equipo especial se dispuso para patear al goalpost, el ejecutante Adrián Geremía anotaba y revertía el resultado a su favor por un punto, 3-2.
Pero, el mal desempeño en ofensiva no era exclusivo de Osos Polares. Los dirigidos por Cesar Liatti hasta el momento eran casi imperceptibles por sus prontas salidas, y esta ocasión no sería la excepción. Un fumble en su primer down, atrapado por Rubén Córsico en las 29 yardas de Corsarios, les dejo una salida relámpago.
Finalizando la primera etapa, ambos equipos comenzaron a generar mayor despliegue de juego. El conjunto de Hugo Ferreyra estuvo cerca de la end zone de sus rivales manifestando una mejora con Crespi abriéndose camino por el medio y consiguiendo en el primer intento un nuevo 1ro y 10. Posteriormente, solo lograron progresar hasta las 8 yardas contrarias.
No obstante, Corsarios que venía peor en sus acometidas, resultó ser más peligroso. En principio con los acarreos de Poy, y lo mejor en toda su presentación, el aéreo de López de 36 yardas a Tomas Kouba (WR) para el 1ro y 10. Un inicio poco favorecido, Brangold se dio el lujo de hacer retroceder al quarterback y capturarlo posicionándolo en la 2da y 14. Luego de dos pases incompletos, López optó por jugar su 4to down nuevamente con un aéreo, esta vez de 20 yardas y media para Kouba.
Pero sus primeros downs siempre se le complicaron, en esta oportunidad, un false start los dejó en las 21,5 yardas de Osos. El mariscal decidió darle actividad a Poy, quien con un acarreo transversal llegó hasta el 1ro y goal. Un nuevo false start los deja en las 7 yardas polares, Y con muy poco terreno por delante, López intentó una vez más con Kouba pero el novato De Hoop le puso fin a las ganancias de los Piratas al interceptar el balón a una escasa yarda de su end.
Para la segunda mitad, a las dificultades que afrontaba Osos Polares se le sumó las intensas lluvias que les impedían conectarse entre ellos. Sin ser suficiente eso, Poy, oficiando de CB, interceptó el balón y puso a su equipo ofensivo en el campo.
El ataque inició con corridas de Poy, un pase que recepciona Maximiliano Casas (TE) y que los ubica en las 24 yardas de Osos. Después el QB acarrea el balón tres yardas para cuatro intentos más, que no van a tener mayor trascendencia al igual que el posterior ingreso de Osos Polares.
Pero la defensa de Corsarios también quiso hacerse presente. Con la unidad de Prigoshin adentro, no se pudo generar peligro y el equipo especial tuvo que ingresar; con muy poca fortuna, cometieron un false start que los reculó a sus 14 yardas seguido de un fumble return del que se apoderó el linebacker Facundo Mazzini, con el que aumentaron la diferencia a 3-8. Y, mención aparte para el extra anotado por Poy, en el efectuaron un amague al goalpost y el WR/CB tomó el snap y se dirigió al end zone por derecha poniendo el marcador 3 a 10. Resultado con el que finalizó el partido.
En el tiempo restante, Osos Polares tuvo mayor posesión del balón. En la última ofensiva de la Manada y del encuentro, obtuvieron una rápido renovación con el acarreo de Prigoshin. Luego la situación se hacía más dificultosa, retrocedieron, cometieron fumble, un pase incompleto, sólo restaba un intento. Osos la jugó hasta el final y en ese down, el mariscal se inclinó por un aéreo, para nada desacertado, de 35 yardas para su receiver, el TE Nicolás Moresi, que los ubicó en las 5 yardas de los Piratas y 4 downs más de esperanza.
Pero el esfuerzo no alcanzó para revertir el marcador que permaneció intacto.

La victoria se la llevó Corsarios que, lejos de mostrar un gran juego, supo sacar ventaja de los errores de sus adversarios.
Por su parte, Osos Polares tiene una semana libre en la que tendrá que enfocarse y aprovechar para corregir todas sus inexactitudes y yerros tanto en ofensiva como en equipos especiales, que fueron los determinantes en sus dos presentaciones.

Por Pamela Lemuz